jueves, 19 de noviembre de 2015

Maratón de Atenas by Novatilla




Cuando piensas en la maratón te vienen unas cuantas carreras a la cabeza. Entre ellas siempre está la Maratón de Atenas. Es una carrera que para los que nos gusta la maratón siempre hemos soñado con hacerla. Ir corriendo desde Maratón a Atenas, como Filípides. Tiene que ser muy bonito, pero tiene un problema... las fechas no me encajan bien... En mi trabajo el mes de noviembre está vetado para pedir vacaciones. 



Pero este año, crucé los dedos, y solicité una semana de vacaciones coincidiendo con la fecha del 8 de noviembre. Sin esperarlo, todo cuadro bien para esta maratón, y ¡me las concedieron!... ya teníamos plan para noviembre!.



Viendo el duro perfil de la carrera, con una subida contínua desde el km11 al km31,  tenía claro que la preparación tenía que ser diferente a las anteriores. Tenía que acostumbrar mis piernas a tiradas largas y duras. Vamos, que se tenían que acostumbrar a hacer cuestas. En todas mis tiradas largas metí cuestas, y más cuestas... Tengo la suerte de vivir en Pamplona, y aquí tenemos un buen menú de cuestas para elegir.


 

Con el trabajo ya hecho, salimos hacia Atenas el viernes, y primera alegría. En el avión nos localiza Baldo, uno de los innumerables DrinkingRunners y que nos conoce de Twitter. Según aterrizamos enganchamos juntos y ya estuvimos toda la tarde con él. Esto es una de las cosas que más me gusta de correr, la buena gente que te vas encontrando en el camino y con la que parece que conoces de toda la vida.

 

 


Al llegar al aeropueto a todos los participantes nos regalan un bono de transporte para 5 días para poder movernos por Atenas. Y aquí era donde se recogía.

¡¡Un stand del maratón en el propio aeropuerto!!


Aunque vamos con el tiempo bastante justo, nos decidimos en ir directamente a la feria, y así recoger dorsal. ¡Sorpresa! camiseta super chula talla S de chica, azul, de Adidas. Se nota que estos griegos no hacen postureo porque no la habían anunciado en la web. ¡Yo me la voy a poner un montón! La feria muy bien organizada, la entrega de dorsales muy rápida, sin colas, la única pega que estaba muy lejos del centro

En la Feria
 
 

En el hotel otra sorpresa. Nos dicen que como hay muchos corredores de maratón, el desayuno del domingo será a partir de las 4:30, nosotros pensábamos buscar algún sitio para desayunar pero así mejor, una cosa menos de la que preocuparse


El sábado lo dedicamos a hacer algo de turismo pero sobre todo a descansar, teníamos que poner el despertador a las 04.00h y no se podía trasnochar demasiado


Y llego el día... los autobuses que nos llevaban a Maratón salían de Syntagma, muy cerca de nuestro hotel. Después de desayunar nos dirigimos hacía allí, y otra vez nos sorprende la organización. Una fila de autobuses nos esperaban en los iban subiendo corredores y salían sin tener que esperar. 

 
Ya en el autobús me duermo un rato. Prefiero descansar un poco, y así de paso no veo el recorrido de la carrera, igual es mejor no hacerme a la idea de lo que me espera.


Llegamos a Maratón muy pronto, dos horas antes de la salida. Al lado de la salida hay unas pistas de atletismo. Todo lleno de corredores, mola el ambiente. Nos sentamos en la grada, y aprovechamos para cotillear a otros corredores, hidratarnos y comer algo 
 
 

 
Qué guapos los Novatillos envueltos en plástico.
 
 
 
Se acerca la hora y nos acercamos cada uno a nuestro cajón, y como todo iba saliendo perfecto, nos encontramos con Baldo, y además de sacarnos la foto, nos deseamos suerte.


Empieza la carrera y algo va mal, tengo calambres en el pie izquierdo, no lo puedo apoyar, cada zancada es un sufrimiento, no había tenido nunca ese tipo de dolor, intento aguantar pero creo que no voy a poder seguir así durante 42 km. Entro en un tramo que me cruzo con los corredores que van por delante, ¡busco una fosfy… y ahí está! ¡Qué alegría encontrarme con el Novatillo!
 
Entro en un tramo más entretenido, entre el saludo al Novatillo y la cantidad de niños que me ofrecen ramos de olivo, o no se por qué, pero el dolor en la planta del pie desaparece poco a poco y me olvido de él
 
NOTA luego descubrí que tenía un pincho de alguna planta pegado al calcetín que debió moverse o colocarse en otro lugar y ya no me molestaba.
 
El recorrido es feo, muy feo. Es todo un tramo de autovía, con muchos toboganes y muchos tramos de subida. Pero no te enteras, se pasa rápido. El público está entregado. No paro de chocar manitas, da igual, niños, padres, madres, abuelos… Todo el mundo se ha echado a la carretera para vernos pasar. Solo oigo sus gritos de ánimo, sus “bravos” y sus “Ευχαριστώ Efharistó” (gracias) . Para ellos, el maratón es un orgullo. Para todos los griegos es un orgullo. Por eso nos dan las gracias por correrlo.
 
 
Según avanzan los kilómetros me doy cuenta de que, muchos niños, llevan colgada la medalla del maratón. Han salido a animarnos medalla al cuello. Con la medalla que otro año ganó su padre, su madre o cualquier familiar. Choco manitas con ellos. Seguro que esos niños, algún día correrán maratón.
 
Los kilómetros van pasando si darme cuenta, la gente se para, se saca fotos, y llegamos a la media maratón. Aquí mis piernas están ya cansadas, la teoría dice que aún deberían estar frescas, pero las cuestas van sumando y no se que tal se me hará el último tramo. Por crónicas que he leído, sé que todo sube para arriba hasta que llegas al km 32 y pasas un túnel, y desde ahí es cuesta abajo, aunque aún hay algún tramo que sube.
 
No me planteo que me faltan 21 kilómetros más, voy poco a poco, cuando llegue al km 25 me paro en el avituallamiento y decido que hacer. 
 
Hay avituallamientos cada 2,5kms. Te dan en todos una botella de agua y luego alternando en unos hay powerade y en otros plátanos y gel. Los primeros están distribuidos a derecha y a izquierda, luego ya solo hay a la izquierda. Pero son amplios y con muchos voluntarios, no hay ningún problema para recoger la bebida.
 
Sigo teniendo fuerzas, ni me planteo parar, y así voy en tramos de 5 en 5 km. Llego al 30, paso por el 35... cada vez me cuesta más avanzar y no por las piernas no sigan a buen ritmo, sino por la cantidad de gente que va andando, yo no quiero parar, estoy en el tramo que casi todo es cuesta abajo y se hace muy llevadero.
 
Ya casi estoy en meta, llego al km 40, y miro el reloj y me doy cuenta que si voy un poco más rápido justo entraré en el tiempo que soñaba con hacer 4horas 30 minutos. Le doy ritmo a las piernas, van más frescas de lo que pensaba...
 
Hago los últimos kilómetros a un ritmo de 5`30”, zigzaguenado entre la gente y adelantando a muchos....
 
La entrada al estadio es alucinante, me acordé de muchos de vosotros. Porque los ánimos que me habéis dado en persona y a través de internet, pensaba que me iba a costar más de lo que me costo, y que con el perfil que tenía que no iba a disfrutar
 
 
 
 




 
 
4.30.15 Mi tiempo objetivo CONSEGUIDO
 

Mi cuarta medalla
 



Abajo podéis ver el video de mi entrada, y como la gente va bastante más justa que yo. Ahora pienso que podía haber apretado más, fijarme más en mis tiempos y haber arañado unos minutos a mi tiempo, pero no, no hubiese disfrutado tanto como lo hice, habría ido más pendiente de mis tiempos, y menos de lo que el maratón me iba regalando en cada kilómetro. Igual me preparé mejor de lo que suponía, una vez me puse en la salida, mis piernas tenían fuerza para superar todas esas cuestas
 
Gracias a todos por los ánimos, me acordé mucho de todos vosotros. Es una maratón que recomiendo hacer, la alegría que te transmite todo el público que va a verte, los ánimos, choque de manitas con todo tipo de gente (no solo niños), el respeto que sienten hacia los corredores, y sobre todo, lo orgullosos que están de su maratón, te hace sentir especial y feliz de estar en ese momento allí compartiendo esa experiencia
 
Es la maratón que mejor he corrido, no solo por saber guardar las fuerzas y así poder asimilar y sentir todas las emociones que he vivido.

Esto es el Maratón de Atenas.
 
 
 

video

11 comentarios:

  1. Felicidades!!!... Preciosa Crónica... Se nota que disfrutaste un montón... Un beso pa´ti y solo pa ti... Pa´l Novatillo cuando haga su crónica ;-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la crónica y muchas felicidades. Competir y disfrutar en un maratón para nada son sinónimos. A veces también hay que escoger esa segunda opción. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ya eres una maratoniana consumada, Felicidades!. Lo de guardar fuerzas es básico. Terminar corriendo adelantando a gente y con buenas sensaciones es lo que recordarás, por encima de la marca. Cómo cuidan los detalles en esa maratón histórica.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena!! Esta claro que podrías haber mejorado la marca, pero no tendrías los detalles (ver que los niños llevan colgadas las medallas de la maratón de otros años, ...). A veces nos fijamos solo en el tiempo, en vez de disfrutar corriendo.
    Espero poder escribir mi cronica de Castellón con el mismo nivel de detalle.
    A disfrutarlo y hacer postureo con la camiseta, jaja!!

    ResponderEliminar
  5. Muy buena crónica! Dan ganas de estar allí. Enhorabuena otra vez por la carrera y por una preparación tan inteligente.

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades Marta!!! excelente crónica!! qué bueno que el público se entregara al 100% eso cambia totalmente una carrera !! te sientes especial y los haces sentir especial a ellos también!!! Me alegro que disfrutaras mucho!!
    Abrazos a los dos!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  7. Zorionak¡¡ Te lo has currado y ha salido bien.
    Se nota que disfrutaste como tu sabes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Aúpa Novatilla,
    Enhorabuena por esa nueva muesca, y menuda muesaca¡¡¡ Si hay dos maratones por excelencia yo diría que son Boston y Atenas....
    A toro pasado las cosas se ven de otra manera, pero creo que la estrategia estuvo bien y te permitió disfrutar de lo lindo. _Quizás si hubieras apretado un pelín más, no te hubiera parecido ""tan bonita""

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por hacernos vivir tan de cerca La Maratón por excelencia!!!!.

    Esta la has corrido disfrutando y desde luego has llegado con fuerza a la meta lo que indica que tenías la preparación y actitud correcta.

    BSS

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena novatilla, que envidia, debe ser increible correr por allí, no se si me gusta más la crónica o la ultima foto con los dos pies en el aire :-)
    un abrazo compi

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado la crónica, Marta. Dan unas ganas de apuntarse ya a la de 2016 que no veas!!
    Me alegro que lo hayas disfrutado tanto porque no es una prueba sencilla.

    Muchísimas felicidades!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar